Es mucho más que una broca, y sobre todo si se consideran los años de estudio e ingeniería que hay detrás en un elemento destinado, no sólo a la transformación de los materiales, sino a impactar positivamente en la producción y economía interna de una compañía. La correcta selección de una broca mejora la competitividad, aumenta la calidad de la manufactura, y ayuda a enfrentar las restricciones en tiempo de entregas y bajas en los precios.

Sandvik Coromant optimiza las operaciones de mecanizado de la industria mexicana

Casos como el de SKF de México, empresa ubicada en Monterrey, quienes en 2019 se enfrentaban a la necesidad de competir en un mercado precios a la baja y una complejidad de los productos al alza, han encontrado en las nuevas tecnologías, una solución efectiva para reducir costos y ganar velocidad en sus procesos de taladrado.

“La producción del rodamiento para un aerogenerador con un diámetro de tres metros requería centros de mecanizado especializados, en los que dos máquinas tenían que taladrar orificios de forma simultánea con unas profundidades de 39 mm a 231 mm en una corona 42CrMo4, hasta un total de 92 orificios”, explicó el director de ingeniería de la planta, Valdemar Garza. “Estamos hablando de piezas muy caras, debido a su tamaño”, agregó. “Teníamos que controlar de cerca el proceso para evitar que la herramienta o la pieza sufrieran daños. Por tanto, buscábamos opciones más eficientes y rápidas, con el mejor costo por pieza”.

El sector energético en la industria de la manufactura ha sido considerado uno de los engranes que promueven el desarrollo de la economía de México. De acuerdo con cifras del SENER (Sistema de Información Energética), los ingresos públicos correspondientes representan cerca del 6.7% de PIB nacional.

La solución llegó de la mano de Sandvik Coromant y la CoroDrill DS20, una de las brocas con más ingeniería en su diseño en el mercado. En lugar de la clásica hélice constante y de forma espiral, la nueva broca variable presenta un giro pronunciado y un canal de viruta recto, una de las muchas características diseñadas para optimizar el rendimiento y, a la vez, mantener la estabilidad y una potencia equilibrada en una broca tan larga y asimétrica.
 
Según explica Arely Sánchez, especialista en taladrado de Sandvik Coromant México presente durante el proceso, se realizaron en total tres pruebas. En datos reales, mostraron un aumento del 100% en la duración de servicio de la herramienta (en comparación con la broca especial empleada anteriormente por SKF) y un aumento del 98% de la productividad, calculada como la relación entre la cantidad de material eliminado y el tiempo necesario para producir cada pieza.

Según Garza: “La ventaja de esta herramienta, y lo que nos resulta más interesante, es que además de aumentar la velocidad de corte y reducir el tiempo de ciclo [hasta la mitad del tiempo de ciclo anterior], tiene el mismo costo que una herramienta de la generación anterior. En este caso, con la CoroDrill DS20 de hasta 7xD tenemos la velocidad de las herramientas más nuevas pero al precio de una herramienta antigua”.


“Después de 7 años de desarrollo, con CoroDrill DS20, hemos encontrado la mejor manera de optimizar sus operaciones de barrenado y reducir su inventario de herramientas. Queremos convocar a los sectores aeroespacial, de automotriz, oil & gas, moldes y troqueles, generación de energía y energía eólica porque estamos seguros que podemos agregar valor a sus operaciones de mecanizado”, finalizó Luciano Rizzo, Managing Director de Sandvik Coromant México.

Fuente: Sandvik Coromant

Pin It